Rosario Castellanos

rosario castellanos

Rosario Castellanos: Ciudad de México, el 25 de mayo de 1925 – Tel Aviv, el 7 de agosto de 1974

Rosario Castellanos fue:

  • Promotora cultural en el Instituto de Ciencias y Artes en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
  • Directora de Teatro Guiñol en el Centro Coordinador Tzeltal-Tzotzil, en el Instituto Nacional Indigenista en San Cristóbal, Chiapas                
  • Directora general de Información y Prensa de la Universidad Nacional Autónoma de México (1960-1966)
  • Profesora en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (1962-1971).
  • Se le nombró embajadora de México en Israel de 1971 a 1974.

Pero lejos de todos esos títulos institucionales, Rosario Castellanos fue: narradora y poeta mexicana, una mujer que a través de la letras expuso los recovecos de su vida, una mujer que a través de las letras, expreso los eventos a los que se enfrenta un ser humano, que ha nacido con condición femenina. Una mujer que “murió lejos de aquí”, pero siempre estuvo cerca, y que ahora vive, en sus letras.

 

Anuncios

Pásale, aquí están mis memorias…

Pasa, te voy a dejar entrar en mis pensamientos pero, ¡ten cuidado!, no me muevas ninguno que me puedes deshacer la historia. Venga pues, ahora no queda más que contártela, ¿verdad?, pues sí, ya hasta te sentaste, bueno, no queda más que desembuchar.desarrollo-rural

Me cuesta un poco de trabajo pues es algo que me he guardado durante mucho tiempo, pero, es que cuando se es mujer, una prefiere en ocasiones mejor guardarse todo, porque vaya que esta condición femenina es llevadera y maravillosa, pero en ocasiones difícil de vivir, eso sí, ya he aprendido a disfrutarla. Sí, sí, perdóname por desviarme del tema, bueno, lo que me paso es algo común, si me lo he guardado es porque no quiero que me tomen por  tonta, ingenua o enamoradiza; pero, oye, ¿si me estas escuchando verdad?… a bueno porque a mí no me gusta eso de hablar sin que me vean a los ojos, siento que no me están prestando atención, mira sabes que, mejor vienes mañana y te lo cuento, ya que no estés tan distraído…vale está bien pues, nomás porque te disculpaste y porque insistes, entonces te decía que lo que me pasó es casi una tontería, que ¿por qué una tontería dices?, pues fácil, porque me enamore de un hombre.

Así es hijo, me enamore de uno de los cabrones pertenecientes a tu género, ¿qué dices?… a no, claro que no todos son iguales, yo no dije eso, yo nomás dije que me enamore de uno de los cabrones del sexo masculino, no que todos los del sexo masculino eran cabrones, no te confundas ¡y no andes poniendo palabras en mi boca, que ya no te voy a contar nada!

Noooombre, si yo sí que te puedo decir de qué color son la luna y las estrellas de tantas veces que las bajo para mí, es más, creo que hasta conozco la estructura perfecta de casi todas las flores, de tanto jarrón que llenaba con las flores que él me traía; yo era bien feliz, siempre andaba con mi sonrisota, de esas que te hacen poner cara de sonsa enamorada. Pero ahí es cuando una es pendeja, de verás que si, a ver dime tú, de que sirve que nos hayan puesto el chingado sexto sentido a las mujeres, si de todas maneras ahí lo andamos ignorando con frases como “es que él va a cambiar porque me ama”, “no, si ya me dijo que no lo iba a volver a hacer”, lo peor es cuando una se vuela por andar creyendo que sus celos son “por amor”, te digo, si la naturaleza no se equivoca, la que se equivoca es una por no escucharla, y después, ahí andamos llorando en los rincones y lamentándonos.

chicas-ansiosas-9-730x485

Pero bueno, ya después no queda más que reconocer que de los errores se aprende, lo malo son mis  compañeras de género que hasta parece que van y buscan la misma piedra para volverse a tropezar.

Así fue, yo lloré mucho, imagínate, por un año completito, le creí que era la única y ya después mi sexto sentido hablaba y hablaba conmigo, pero como yo estaba sorda de enamoramiento, pues lo mandaba callar, lo bueno es que no me case y ni embarazada quede si no, ¡imagínate!, al menos una parte de mi cerebro se mantuvo firme, sino ¡tremenda catástrofe! Pero así mero, viví los 17, 18, 19, 20, 21 y los 22 años completitos, enteritos, en torno a él, toda esa juventud se la bebió como aguamiel el canijo, pero que te puedo decir, eso de crecer con historias chuecas de príncipes azules no le dejan a una nada bueno, y luego te digo lo peor… pues que era más grande que yo por 7 años, y no digo que este mal estar con alguien más grande, y tampoco digo que está mal enamorarse tan joven; lo que está mal es andarse engañando, pretendiendo que lo que se está viviendo es una “verdadera historia de amor” y no un pinche martirio innecesario.

Para no hacerte el cuento más largo, el cabrón andaba con otras tres aparte de mí, pero lo que más me da pena de haberte dejado pasar, es que ahora te vas a enterar y les vas a decir a todos, que hasta me atreví a mandarle un e-mail a una diciéndole algo así como la Paulina Rubio “mío ese hombre es mío”, ahorita me acuerdo y me da risa, pero también me da mucha pena, imagínate una mujer como yo haciendo esas cosas, pero para que veas nadie está exento, no señor.. ¿Qué dices? ¿Qué cómo mande un correo en esa época?, pues luego tu qué crees que eso paso hace 50 años, jajaja, si eso es lo malo, que esas cosas de andarse inventando ridículas historias de “amor”, se repiten, te digo, que por eso una es pendeja, porque no aprende del pasado de otros, ahí quiere andar uno experimentando.

Pero como te dije, lo bueno es que conmigo nomás, quedó en un corazón roto al que luego le trajeron cinta para repararlo, lo malo es que historias peores que la mía hay para aventar como confeti, por eso me ando animando a mostrarte mis recuerdos, para que vayas con las jovencitas y les digas que se fijen, que tengan cuidado, porque las ideas son peligrosas, y más cuando una ahí las anda alimentando, o anda esperando que lo que  una cree que es cierto así sea, igual y yo, como te dije, no me embarace y tampoco me case, pero vaya que sí que jugó con mi mente bien y bonito, me decía que estaba loca, que nomás me inventaba historias, que lo iba a cansar con mi histeria y que me iba a dejar para que tuviera verdaderos motivos para andar llorando, pero todo porque se lo permití, si yo ya sabía, por eso ahorita no escucho a otra cosa más que a mi conciencia. Bueno, ya te dije mucho, así que anda y cuéntales a todas para que se cuiden, y si por ahí te encuentras alguna que ya se haya equivocado, dile que se levante, que se sacuda el polvo y que siga, a los muchachos diles, para que se porten bien con las muchachas. ¿Qué cómo me llamo?, para que quieres saber, si puedo ser tu madre, tu hermana, tu tía, tu prima, tu vecina, tu conocida, el amor de tu vida, en fin, cualquier mujer que forma parte de tu vida, pero tú también ten cuidado mijo, porque también hay cabronas abusonas, nada más escucha a tu conciencia y no caerás en falsas historias de amor.mujer-caminando

Sí, otra vez es 10 de mayo

Posiblemente ahora muchos empleadores y empleadoras que han despedido injustificadamente a sus empleadas por embarazo o maternidad, el día de hoy estén celebrándole el 10 de mayo a su respectiva madre o la madre de sus hijos, y en el caso de las empleadoras posiblemente en estos momentos están siendo felicitadas por tprocedencia-del-despido-una-mujer-embarazada-l-yqe6bpodos los medios por ser madres; pero bueno, aunque las líneas anteriores , estén evidentemente cargadas de veneno (como dicen por ahí), quiero dejar en claro que no hago menos la labor como madre de nadie, porque eso a mí no me corresponde, pero si rechazo, la doble moral y que en pleno siglo XXI, las mujeres tengan que seguirse preocupando porque su embarazo las convierta en blanco de discriminación y por consecuencia de despido.

Aunque en ocasiones no lo parezca y lamentablemente muy pocas mujeres lo sepan, existen leyes que fueron creadas para proteger a la maternidad, esto incluye: proteger la salud, el empleo y el ingreso de las mujeres trabajadoras y futuras madres. En este caso, México, al haber firmado la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) se compromete a nivel internacional, a prohibir el despido por embarazo e implementar la licencia por maternidad con sueldo y prestaciones, a su vez  la Ley Federal del trabajo en el artículo 133 prohíbe a los patrones o sus representantes exigir certificados médicos de no embarazo o el despido por embarazo.

Sin embargo, aunque estas leyes están muy bien redactadas, firmadas, paacoso-mujeres-embarazadas-lopezabogadoctadas, selladas e incluso ya hasta hayan sido impuestas en el país, suenan como a cuentos de hadas, completamente alejados de la realidad, cuando la discriminación y el despido por embarazo o maternidad, siguen siendo uno de los problemas a los que las mujeres se deben enfrentar en el siglo XXI; además, a esa receta de injusticia, habrá que agregarle una tonelada de agresiones verbales y psicológicas que las mujeres embarazadas, en etapa de lactancia o con hijos reciben. Son percibidas por empleadores e incluso compañeros y compañeras de trabajo, como poco menos que inútiles, un vergüenza para la imagen del negocio “por estar panzona”, o individuos con incapacidad temporal.

Y no es que a mí no me conste esta situación, con cinco años de edad, en 1995 vi a mi madre regresar a casa, con el “NO” como respuesta de cada entrevista de trabajo a la que asistía, por su embarazo, en 2009 mi compañera de trabajo en el Hotel Krystal de Puerto Vallarta, nunca regresó de su incapacidad por embarazo, pues la hicieron firmar su renuncia, en 2014 conocí a una funcionaría pública de la Cámara de Senadores, quien me confesó que estaba embarazada, como si lo que me estuviera diciendo, fuera un atroz crimen que acababa de cometer, pues su trabajo estaba en riesgo.

Así que, sí,  y sí, otra vez los niños presentaron su bailable para ma
má en su escuela, aunque seguramente un 50%  de esas mamás, se levantó muy temprano por la mañana para preparar el vestuario de su hijo, darle de desayunar, vestirlo, llevarlo a la escuela, darle un beso en la frente y decirle “sé que lo harás genial, deslúmbralos”, para después correr al trabajo, o posiblemente más de una habrá pedido un permiso (otorgado a regañadientes), para llegar media hora tarde al trabajo y poder asistir al festival del día de las madres.feliz-dia

Sí, insisto, ¡OTRA VEZ ES 10 DE MAYO!, y estas mujeres sí que merecen un día especial para ser reconocidas públicamente, aunque sus hijos y seres queridos las reconozcan todos los días, con un beso, un abrazo, un te quiero o un gracias mamá. Por mi parte no me queda más que decirle a mi madre ¡¡¡FELICIDADES BELLA Y GRACIAS POR TODO!!!

¿Será posible crear nuevos roles de género?

Como lo he comentado en post anteriores, los roles de género son conductas construidas en la sociedad y por la cultura que se comparte, por lo tanto, es posible modificarlas, porque son actitudes y conductas que la sociedad espera de la persona de acuerdo al sexo al que pertenece.

Entonces, si socialmente comenzáramos a convencionalizar que los roles de género tradicionales se intercambiaran, sería posible; pero lo importante es desaparecer el rol de seres humanos que ejercen fuerza y violencia sobre otros y encontrar el camino hacia la igualdad, la libertad y la paz.

screenshot-2014-11-24-15-00-28

Desde siempre han existido hombres que se preocupan por el bienestar de las mujeres y que desde su trinchera, trabajan para generar pequeños cambios sociales, de los cuales posiblemente ellos mismos no son conscientes. Los nuevos roles de género por los que apostamos, realmente no deberían designar tareas y actitudes de acuerdo al sexo, al contrario deben dirigirse con destino a la igualdad. Es necesario erradicar la programación que por muchos años hemos aceptado respecto al hecho de “cómo se debe ser hombre” y “´cómo se debe ser mujer”; niños y niñas necesitan que les ampliemos el panorama, necesitan escuchar de nosotros los adultos que en el respeto radica la igualdad, y que cada individuo, es el único que pueden decidir sobre su comportamiento, su concepción del mundo y la expresión de sus sentimientos.

Si bien aún hay mucho trabajo por hacer, los cambios positivos comienzan a manifestarse, por ejemplo, ahora existen matrimonios, en donde hombre y mujer tienen un empleo para duplicar los ingresos, ambos realizan labores dentro del hogar, ambos se preocupan y ocupan de la crianza de los hijos, los hombres, apoyan las decisiones  y sueños de las mujeres y las impulsan a conseguirlos y viceversa, las relaciones sexuales se dan por y para placer de los dos; en este sentido, la mujer deja de lado el rol de ser: sumisa, al servicio del hombre, la única responsable de la crianza de los hijos y de la limpieza del hogar, para convertirse en un ser humano con sueños, deseos, aspiraciones y libertad. Un ser humano que va de la mano del otro ser humano y no tras él.

Entre los jóvenes, los chicos reconocen y aceptan que las chicas con las que comparten tiempo en la escuela, en sus ratos libres y en casa, son tan capaces como ellos de tomar decisiones, de crear proyectos, de liderar incluso el equipo de fútbol, de tener ideas geniales y brillantes que quizás a ellos nunca se les hubiesen ocurrido.

Sweden Gender Neutral Tots

En Estocolmo Suecia, la escuela “Egalia”, intenta erradicar los estereotipos de género, creando un ambiente neutro, en donde no hay “él” o “ella”, simplemente hay amigos. Los juguetes, libros, colores  y demás material didáctico está colocado de forma que no divida los sexos, sino que cree un ambiente en donde cada quien pueda decidir con que jugar, que hacer y que colores le gustan. Sin embargo, a esto también se le podría considerar otra forma de programación, ¿verdad?, posiblemente sí, es una programación de los comportamientos y la forma de pensar, sin embargo, considero que como seres humanos, la programación es algo que vivimos día con día, somos seres sociales y aunque no lo parezca, nuestros comportamientos, pensamientos e incluso sentimientos se han generado en base a lo que día con día percibimos, así que creo que si la programación no es positiva, es momento de cambiarla.  

Zeñorita Champiñon

 

El concepto de género y los medios de comunicación

“Si pretendemos conseguir una sociedad más igualitaria, sin discriminación por razones de sexo, tenemos que promover utilizar un lenguaje no sexista,” Kathrin  Gothmann.

Confieso que en ocasiones yo también suelo soltar expresiones que cuando termino de decirlas me doy cuenta que he cometido un error, que he dicho palabras sexistas y peyorativas, sin embargo, he decidido trabajar en ello y comenzar a compartir lo poco que se.

El punto aquí es preguntarse ¿cómo es que llegamos a ello?, ¿es natural que hablemos y nos expresemos de esa forma?

ed68b1a32acf1d6b236e236d6c69d5b6be7fd31a

El lenguaje nos hace humanos, nos permite expresar pensamientos y sentimientos. De acuerdo a Ferdinand de Saussure (1857-1913) el lenguaje es complejo, porque en él influyen factores como: la libertad individual, las restricciones sociales, cambio y estabilidad. Por ello lo divide en dos aspectos: lengua y el habla.

La lengua es un producto social, ya que su existencia se da en la colectividad, “entre la masa de individuos que componen una comunidad”1. El habla es el acto de ejecutar la lengua (nuestra lengua materna, aprendida al escucharla de otros) y es lo que nos permite como individuos expresar nuestros pensamientos y sentimientos.

Pero, ¿a qué quiero llegar con todo esto?, que el lenguaje, se compone de dos cosas: lo que aprendemos de la comunidad a la que pertenecemos, al momento que nos transmiten la lengua, y de la forma en como decidimos expresarnos, mediante el habla, o sea, aquello que nuestra propia concepción del mundo nos empuja a decir; por lo tanto, el lenguaje es natural, mientras que el universo de palabras y expresiones que decimos son heredadas mediante la lengua, pero al final mediante el habla tomamos la decisión individual de qué decir y cómo decirlo.

Pero, ¿qué tiene todo esto que ver con el género?; que la concepción tradicional de género que hemos aprendido, se ha convencionalizado en la sociedad en la que nos desenvolvemos mediante el lenguaje, y a ello, debemos sumarle el consumo de los productos de los medios de comunicación, ya que este concepto durante muchos años se ha visto reforzado con los mensajes de sus contenidos.

El problema, es cuando a la comunidad se le trata como a una masa heterogénea y uniforme, carente de identidad, incapaz de pensar por sí misma y a la cual es fácil de programar para tener ciertos comportamientos y pensamientos. Aquella que consume productos mediáticos de manera pasiva y sin capacidad de reflexión. Lo peor, es cuando los seres humanos que conforman el mundo, aceptan y juegan el rol de masa, consumiendo sin cuestionar la información que a ellos llega.

Los medios masivos de comunicación siempre se han distinguido por ejercer un enorme poder en la opinión pública. La construcción y difusión de mensajes que los massmedia, y la ahora existente convergencia de medios en el internet realizan, influyen en la construcciones de las convenciones que se establecen en la sociedad y en este caso particular, el concepto de género y los roles que hombre y mujer deben adoptar. Son unos de los principales creadores y responsables de los mensajes en donde se reproducen los roles de género tradicionales, o bien son los responsables de construir mensajes que expresen la necesidad de la concepción de igualdad y equidad de género.

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, es común encontrar en los programas de los medios masivos de comunicación e internet, la continua reproducción de los estereotipos de hombre y mujer, la cosificación y denigración de la mujer, y el sexismo, en casos como:

Las telenovelas, los programas de entretenimiento, noticieros, publicidad y demás productos de los medios masivos de comunicación, cosifican a la mujer, la convierten en un objeto que forma parte del entretenimiento. Los papeles que juegan por ejemplo en las telenovelas, muestran a mujeres, abnegadas, amas de casa, víctimas, en fin se refuerza el rol tradicional de la mujer. En los programas de entretenimiento y en algunos noticieros, la mujer como objeto sexual o decoración del set se repite, los hombres tienen poder sobre ellas y ellas están ahí para el placer y necesidades de los hombres. Mientras que los hombres, siempre tienen los puestos importantes, se muestran como grandes empresarios, proveedores, el gran jefe de la vida pública. Los noticiarios principales están a cargo de varones y la opinión sobre las problemáticas sociales en los programas de televisión al aire son dados por hombres.

El lenguaje utilizado, se carga de discriminación en ocasiones completamente evidente y en muchas otras de una forma sutil. Se abusa del humor, para poder denigrar y transgredir los derechos de las mujeres.

La violencia, la desigualdad, los estereotipos y demás expresiones de inequidad de género, no son solamente visuales o físicos, es importante reflexionar que si aún existen, es porque están sembrados y crecidos en nuestro imaginario colectivo, se han plantado como maleza en nuestro cerebro y siguen siendo fomentados y alimentados por la mayoría de los medios de comunicación, internet y la publicidad que en ambos circula, pero para cortar la maleza, se necesita arrancarla de raíz, y para que eso suceda, el mensaje de igualdad de género y las dos partes como un todo: la raza humana, necesita llegar a la mayor cantidad de cerebros programados con los conceptos tradicionales.

Incluso yo debo seguir trabajando en actualizar las ideas aprendidas y desechar aquellas que se suman al problema, no te asustes, es normal que en ocasiones se salgan palabras ofensivas, comportamientos bajos y  sexistas, pero eso ya está, ya existe, ahora lo importante, es que lo erradiquemos, que le demos un giro a todo, y que construyamos juntos ese camino que lleve a hombres y mujeres a poder tomar y comer la manzana sin miedo, en donde la igualdad de oportunidades, el respeto, la solidaridad, el pensamiento crítico y el amor, rijan nuestros comportamientos, y no una diferencia tan simple y fisiológica como el sexo con el que hemos sido asignados.

Zeñorita Champiñon

 

Me voy

Disfruta el cuento, esta vez, es para pasar el rato y porqué no escribir uno, bella tarde!!!

Era regordeta, de faldas largas y blusas con flores pintadas a mano tan grandes como ella. Sus ojos eran dos grandes y redondos soles negros, su sonrisa brillaba por los cuatro dientes delanteros color plata que le habían tenido que colocar a los 20 años.

Le gustaba vender de todo, flores, aves, frutas, verduras y hasta calzones usados. Todos los días colocaba en la acera el mantel azul con rosas rojas y encima de él la mercancía del día. Cuándo vendía verdura, detenía a las amas de casa y les hablaba de lo feas que tenían las uñas y de lo beneficioso que sería comprar las zanahorias que ella tenía, ya que la zanahoria era buenísima para repararlas, o cuando veía mujeres embarazadas corría para hablarles de como la calidad de la leche materna mejoraba por sus grandes y jugosas zanahorias. Cuando vendía aves les gritaba a los hombres que los patos les darían muchos huevos para alimentar a su familia, a los dueños de cosechas les hablaba de lo magnifico que era que los patos se comieran a las babosas e insectos que vivían en sus casas y que dañaban la siembra, y así ninguna persona se salvaba de los consejos de Toña, la gritona del mantel con flores, la gordita fastidiosa que todos evitaban.

Tratar de evadir a Toña era imposible, había que pasar por la calle y sus gritos para poder ir por la leche, los quesos, las carnes, los pollos y las especias. El día de la venta de calzones usados era el peor para todos, Toña se la pasaba gritando las historias de cada uno de los dueños anteriores ¡Éste es el calzón de la noche de bodas de Gertrudis, cien por ciento algodón, usado una sola vez, sin olores!, ¡Éste es el calzón de Antonio, el que uso cuando engaño a su mujer Patricia con Sara, es de lino y también nomás se lo puso una vez, sin olor y de marca!, Toña gritaba aun si Patricia o Gertrudis andaban por ahí haciendo las compras, pero la gente del pueblo vendía sus calzones a la gordita porque pagaba bien por ellos.

Una tarde mientras Toña se disponía a recoger la mercancía y el mantel azul con las flores rojas, se encontró un botón grande y brillante, rápidamente Toña lo guardo entre el busto y se fue a su casa, ese tarde camino tan rápido que no se fijo cuando chocó con una muchacha ciega a la que casi tira por la banqueta, tampoco escuchó al perico verde que le paso volando por a un lado de la oreja, lo único que quería era llegar a casa y sacar el diamante que estaba dentro del botón.

Al llegar a casa, Toña dejo el bulto sobre la mesa, y en la cocina saco su cuchillo con más filo, después de muchos intentos consiguió lo que quería, un diamante grande y gordo como ella relucía en sus manos. A la mañana siguiente, se dirigió con el joyero del pueblo y le vendió el diamante, eran muchos los billetes en las manos de Toña.

La mujer en un solo trapo guardo sus pertenencias, le hizo un nudo fuerte y regreso a su calle de siempre gritando que se iba, que la ciudad la esperaba. Mientras sus pasos avanzaban, las personas la miraban marcharse. El pueblo se quedo en un silencio absoluto, era como si el color y la vida se los hubiera llevado Toña entre sus trapos.

juan

Zeñorita Champiñon

5 actividades limitadas para los hombres por cuestión de género y algunas películas que pueden darle un giro a los estereotipos

La lucha por la igualdad de género es de todos, por ello es importante resaltar de qué forma estos conceptos de género que socialmente hemos construido, también encasillan a los hombres y los limita a determinadas actividades, o son mal vistos por querer realizar otras lejos del estereotipo de hombre.

Los tiempos han cambiado y aunque es cierto que cada vez es más común ser abiertos a los sentimientos, aspiraciones y deseos de los individuos que difieren de su “rol de género”,  te presento 5 actividades limitadas para los hombres por cuestión de género y algunas películas pueden darle un giro a los estereotipos:

1 Expresar sus sentimientos: Posiblemente suene absurdo, pero muchos hombres aún se avergüenzan de expresar sus sentimientos, ya sea por medio de las lágrimamaxresdefaults, con un abrazo, un beso o una sonrisa; todo por temor a ser considerados como un individuo débil. Pero lo cierto es que los sentimientos es lo que nos hace humanos, es la forma de expresar que estamos vivos, que hay cosas que duelen o que nos hacen felices. Llorar por ejemplo, es una forma de soltar todo aquello que emocionalmente nos hace daño. Así que los hombres sí que lloran, sienten, aman y sufren porque afortunadamente son la otra parte de la humanidad. Películas como: Diario de una Pasión (2004), Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos (2004) y Dulce Noviembre (2001), son consideradas para ellas, pero son para todos, en las tres historias, hombre y mujer lloran, aman, sienten, sufren, así como en la vida real, hombres y mujeres deben ser libres de expresar lo que sienten.

2 La crianza de los niños: La idea de que las mujeres son las responsables de la crianza de los hijos, por muchos años ha fragmentado relaciones de padre-hijos, leyes  han alejado por completo a los padres de la vida de sus hijos e incluso creó un área laboral exclusiva para mujeres: los cuidados infantiles. En ocasiones, parece que se olvida que en el mundo existen padres solteros, que al igual que una mujer, hacen el trabajo solos y día a día hacen lo que esta en sus manos para garantizar el bienestar de sus hijos; los dos sexos fueron creados para ser padres, los dos cuentan con la sensibilidad y la paciencia para hacer dicha labor. También en un post pasado hablaba de las jóvenes que tienen la oportunidad de viajar por el mundo como niñeras; una oportunidad que pocos jóvenes varones pueden dis680px_62e197a791e1215d81ca2c2f215a91360f9ededdfrutar debido a esta idea de género, en la que incluso entran prejuicios de que los varones pueden ser autores de un abuso sexual hacia los menores a su cargo. Viajar por el mundo como guardianes de niños, o estar a cargo de un grupo en un jardín de niños deberían ser oportunidades para ambos sexos. Películas como Papá por siempre de 1993, Un Papá Genial de 1999, nos muestra que los hombres son tan capaces como las mujeres de aprender a criar un hijo y velar por su bienestar.

3 Ser cuidadosos con su apariencia:
La18rdp_mansome_span-superjumbo estética, la moda, el cuidado del cutis, de las uñas, en fin todo lo relacionado como “femenino”, parece no estar permitido para los “hombres, varoniles, fuertes e imponentes”, aun cuando esté comprobado que a ellos también les gusta verse y sentirse bien con ellos mismos, si quieres ver que piensan ellos de esto Mansome un documental del 2012 es lo que estás buscando.

billi4 Ballet: La idea estereotipada del ballet es: tutús, medias, leotardos, moños en el pelo, zapatillas de ballet y el rosa como el color principal de dicha actividad física-artística. Sin embargo no debemos olvidar la gran lección que nos dejó la película: Billy Elliot en el 2000, en dónde un niño es capaz de romper con los prejuicios y convertirse en un gran bailarín.

5 Empleo doméstico: Aunque es común encontrar hombres que rsolomonbabyealicen el trabajo que normalmente harían una mujer, como es limpiar la casa, hacer la comida, y cosas por el estilo, este tipo de empleos parecen estar destinados a las mujeres, por esa idea generalizada de que son expertas en temas del hogar. La mano que mece la cuna (1992), muestra que un hombre de servicio doméstico puede proteger a los niños de la familia a la que sirven tanto como una mujer.

Si bien posiblemente me faltaron algunas actividades, o algunas de las que mencione ahora es común que los hombres realicen, lo cierto es que aún nos queda mucho por hacer, ya que muchas de estas actividades se relacionan con falta de masculinidad y tocan a otro grupo social que continuamente sufre de discriminación: la comunidad homosexual. El hecho de ser relacionado con un homosexual, se considera un insulto, cuando realmente las preferencias sexuales tampoco hacen menos o más a un ser humano. Lo importante está en vivir y dejar vivir a los demás, en respetar que cada persona tiene gustos, sentimientos, aspiraciones y formas distintas de ver, vivir y ganarse la vida.

Zeñorita Champiñon